Printer friendly version Share

News Release

Estudiar la ecología de los roedores puede prevenir la leptospirosis

07 January 2013 Institut de Recherche pour le Développement (IRD)

La leptospirosis es una enfermedad de origen bacteriano relacionada con el agua y que tiene una incidencia importante en el sudeste asiático. Las leptospiras se transmiten al hombre principalmente a través de las ratas y de los ratones. Previamente los roedores se contagian en su medio natural y posteriormente diseminan las leptospiras mediante la orina. En el marco del programa CERoPath(1), investigadores del IRD y sus socios(2) han descubierto relaciones entre la ecología de los roedores y la infección de leptospirosis. Se produce una sorprendente constatación: los hombres la contraen en los arrozales, pero sin embargo las bacterias están presentes en diferentes medios y, sobre todo, en el interfaz entre los campos y los bosques. La integración de la teledetección y de sistemas de información geográfica ha permitido profundizar en los conocimientos sobre los hábitats de los roedores. Estos trabajos permiten también conocer mejor su comportamiento según los cambios que se producen en los usos de los suelos y precisar los riesgos de infección en función de las actividades humanas, incluidas las actividades recreativas.

Los roedores son unos de los principales portadores(3) de agentes patógenos para el hombre, como la Leptospira spp., las bacterias responsables de la leptospirosis. La transmisión al hombre se produce a través de la orina de los animales, sobre todo, cuando el agua contaminada con leptospiras entra en contacto con alguna herida. Esta enfermedad está presente en la mayoría de las regiones del mundo, y se estiman unos 500.000 casos al año. Este número de casos sigue creciendo y afecta dramáticamente al sudeste asiático, donde se considera enfermedad endémica(4).

En el marco del programa CERoPath, investigadores del IRD y sus socios han descubierto puntos en común entre la ecología de los roedores, el clima y la infección de leptospirosis.

El clima y el medio ambiente, factores determinantes

Gracias a las muestras tomadas sobre 3.000 ratas y ratones de unas veinte especies diferentes en Laos, Camboya y Tailandia, los investigadores han reunido una colección única de tejidos y de parásitos. Esta toma de muestras se realizó de manera a poder cubrir y comparar la diversidad de los medios, según un gradiente de antropización, desde los bosques hasta los pueblos. En los dos puntos de estudio de Camboya, por ejemplo, la mayoría de las especies eran portadoras de leptospiras y se identificaron, de media, un 11% de los roedores como positivos. Esto reveló la presencia de bacterias en los diferentes medios, con concentraciones sin embargo variables. Los arrozales, los bosques secundarios y los lindes de los campos son los espacios en los que los roedores tienen mayor prevalencia(5), lo que los convierte en lugares potencialmente más susceptibles de riesgo de contagio para las personas que pasan tiempo en ellos. Estos datos también revelaron de qué forma la estación determina el riesgo de infección. La dispersión de las bacterias que sobreviven durante más tiempo en un medio húmedo se ve favorecida durante la temporada de lluvias.

Satélites para estudiar a los roedores

El estudio utilizó Sistemas de Información Geográfica –SIG-, teledetección y geoestadísticas. Se establecieron referencias para cada animal según su lugar de captura mediante un GPS y toda información se integró en el SIG como, por ejemplo, la caracterización de su hábitat. Se realizaron comparaciones históricas basadas en imágenes de archivo de los satélites de observación SPOT que se remontaban incluso hasta finales de los años 1980. Este trabajo ha permitido mostrar la evolución de los paisajes tailandeses, camboyanos y de Laos y su impacto sobre las dinámicas de las poblaciones de roedores y de sus agentes patógenos. 

Nuevas zonas de emergencia

Estos análisis históricos sobre el uso de los suelos han revelado una progresión del suelo urbano y de las zonas agrícolas en detrimento de los bosques, con diferentes intensidades según los países. En Mondolkiri, por ejemplo, al este de Camboya, la deforestación es masiva, pasando de un 92% de superficies arboladas en 1988 a un 81% en 1998 y a un 58% en 2008. En Tailandia donde la deforestación comenzó mucho antes, se observa con claridad un fenómeno de fragmentación de las superficies arboladas, agrícolas y urbanas. Estos cambios bruscos del uso de los suelos multiplican los contactos entre las diferentes poblaciones de roedores, los ganados y el hombre y acarrea un riesgo cada vez mayor de propagación, de emergencia y de endemización de las enfermedades transmitidas por los animales, como es el caso de la leptospirosis.

Una enfermedad multiforme

La mayoría de las epidemias de leptospirosis que se dan en los países tropicales se desencadenan después de que se produzcan inundaciones. La enfermedad se manifiesta en el hombre con fiebres, jaquecas, dolores musculares y dolores articulares difusos. Esos son los primeros síntomas. Las formas graves llegan incluso a ser insuficiencia renal aguda, ataques neurológicos y hemorragias más o menos severas que pueden llegar incluso a ser mortales si no se aplica un tratamiento antibiótico apropiado.

El estudio de los roedores es vital para la salud pública ya que son uno de los principales focos de transmisión al hombre de numerosas enfermedades, en particular en el sudeste asiático, considerado como un «punto caliente» de la biodiversidad. El conocimiento del comportamiento de los roedores en función de las actividades humanas permitirá definir cada vez con mayor precisión los riesgos potenciales de infección y las acciones preventivas que hay que poner en marcha.

(1) Community Ecology of Rodents and their Pathogens in South-East Asia: effects of biodiversity changes and implications for health ecology. Este programa ha reunido durante cuatro años a más de quince instituciones francesas, europeas y del sudeste asiático y ha establecido alrededor de siete puntos de estudio repartidos en Camboya, Laos y Tailandia.

(2) Universidad de Montpelier, universidades de Kasetsart y de Mahidol en Bangkok, Tailandia.

(3) Un portador aloja un agente infeccioso pero no desarrolla la enfermedad. Sin embargo, puede ser fuente de contagio para sus huéspedes quienes quedarían entonces infectados.

(4) que afecta a una región de manera regular y permanente.

(5) el número de casos observados en una población en un momento dado.

http://es.ird.fr/la-mediateca/fichas-cientificas/414-estudiar-la-ecologia-de-los-roedores-puede-prevenir-la-leptospirosis

Attached files

  • © IRD / V. Herbreteau : Bandicota indica


Facebook-Twitter3 App animated no finger WCSJ ad Elhuyar-kom eNEWS ad2